Cual es la medida perfecta…?

26 – 27,5 o 29¨

En medio del debate y las discusiones entre las ventajas y desventajas de las ruedas 29”, aparece una tercera opción, las ruedas 650B o 27.5”.

El gran cambio que se ha dado en los últimos tiempos de las tradicionales ruedas de 26” a las 29”, ha generado diversas opiniones entre los usuarios de todo tipo. Algunos expertos basan sus comentarios en vivencias propias, que en algunos casos lo único que hacen es justificar el cambio o la inversión, todo esto influenciado por comerciantes y marcas que defienden a capa y espada el nuevo diámetro.

Dentro del ámbito mountain bike, las diferencias entre las 26” y las 29” son notables, es en este punto donde las 27,5” aparecen para mediar entre estas dos elecciones, unificando lo mejor de cada una.

COMODIDAD Y CONTROL

De entrada, al empezar a usar las 27,5” nos sentimos mínimamente más cómodos, y la sensación de control crece sin siquiera empezar a dar pedalazos. Esto se debe a la elevación en la parte delantera, y a que la visión en una posición normal es algo mejor.

Quienes están pensando en cambiar de unas 26” a unas 27,5” deben saber que apenas se percibe una leve lentitud a la hora de acelerar, que se ve minimizada en la medida en que el usuario va desarrollando una mayor potencia, en caso de no tenerla.

Esto se debe a que la distancia entre los ejes es casi idéntica en las dos medidas de rueda, el único cambio radica en la modificación de los ángulos de la dirección, para copiar el comportamiento de las 26” sin llegar a la torpeza que algunos comentan que surge a raíz del uso de las 29”.

27,5” Vs. 26”

En bajada, y sobre todo en plano, es donde mejor se aprecia la superioridad de las 27,5”, sorteando escalones, terrenos difíciles, raíces y obstáculos que de otra forma nos harían reducir la velocidad, ahora con estas llantas podemos encararlos con relativa facilidad.

En cuanto a la velocidad final, en partes planas se puede notar un leve aumento, aunque el diámetro más grande de la rueda hace que en partes lentas de recorridos largos se note cierta torpeza, que no resulta significativa, pero que hace que se afronten obstáculos con alguna lentitud, cosa que está directamente relacionada con el agotamiento físico y una superficie de contacto mayor de la rueda.

Si por el contrario el piloto está en buena condición física, en tramos de ascenso se logrará ir más rápido, aumentando distancia respecto a sus rivales. Pese a ser un poco más pesada, e incluso más torpe, el desempeño en tramos complicados es superior, dada la mayor tracción y la gran superficie que entra en contacto con el terreno, permitiendo así, ponerse de pie sobre los pedales e imprimir más fuerza.
Un punto en contra, directamente relacionado con el exceso de contacto con la superficie, es que hay también un mayor agarre y fricción, esto puede llegar a jugar en nuestra contra, en caso de no contar con la adecuada condición física o en un momento de cansancio, obligando al piloto a usar un piñón más alto para lograr mantener la velocidad.

Todas estas percepciones pueden variar dependiendo del modelo y la marca de la bicicleta, incluso en artículos con un mismo rango de precios, esto depende de la geometría que tengan, del material en que esté construido el marco, del tipo de suspensión, de los recorridos que éstas ofrezcan, e incluso de si son rígidas o dobles. Seguramente frente a las 29”, las 27,5” no van a ser una gran revolución, pero en el mountain bike al menos están más a la mano, si bien frente a las 26” no representan una gran mejoría, cosa que en un principio puede decepcionar a algunos; pero con el paso del tiempo se convertirán en un acierto, ya que si eres un biker experimentado,

aprenderás a apreciar esas pequeñas ventajas que te ofrece este diámetro mayor de rueda, todo de la mano de qué tan bien sepas manejar los cambios, el tipo de circuito y la fuerza utilizada al pedalear.

Si bien algunos marcos y horquillas destinados a alojar ruedas de 26” admiten el nuevo diámetro superior, esto puede generar cambios en la geometría que la marca ha diseñado para un modelo en especial de bicicleta, creando tensiones en los materiales en algunas zonas que no estaban hechas para soportar un esfuerzo superior.

En lo que a llantas se refiere, el mayor número de ventas ha sido de las 29”, resulta más acertado pasar de 26” a 27,5” y no directamente al diámetro mayor, pues sucede que una vez que alguien ha comprado unas 29”, difícilmente bajará a unas 27,5”, o al menos no lo hará por algún tiempo, esto crea en el comercio una confusión sobre la oferta y la demanda.

Es muy probable que a largo plazo las 26” desaparezcan, dejando el mercado para las 29”, como una opción más llamativa, y para las 27,5”, como un término medio más versátil.

¿Será la industria o serán los usuarios quienes dicten
la sentencia final?

Publicaciones recientes

Empiece a escribir y presione enter para buscar